¿Qué es Yo No Me Voy?

YO NO ME VOY es la primera versión de la Memoria Sonora para la Paz, que nació en la esquina del polideportivo de Buenos Aires, Cauca, y busca recoger esos sentires y prácticas artísticas del territorio, que favorecen la memoria afirmativa y la construcción de paz en el municipio.

Una Memoria Sonora para la Paz en Buenos Aires, Cauca. Ese fue el sueño, para honrar la memoria de las víctimas de un pasado difícil, doloroso y lleno de miedo, pero también para afirmar que, ante la violencia y el conflicto armado, la resistencia pacífica se puede hacer con música, danzas, coplas, poemas y saberes que los ancestros dejaron en este paraíso llamado Buenos Aires.

yo-no-me-voy-28

Un día de septiembre de 2017, aparece nuestro querido César López quien con su Escopetarra y sus cantos a la paz y la esperanza, se comprometió con alma y corazón a concretar este proceso, a transitar por la Memoria Sonora.

Una Memoria Sonora, donde han quedado consignados los cantos y reflexiones sobre la resistencia por la vida y la paz de una cantidad cada vez mayor de artistas del norte del Cauca.

yo-no-me-voy-08

+ 300 Artistas

Más de 300 artistas de Buenos Aires y Suárez y de las organizaciones comunitarias que anhelan que el país les escuche, que no quieren más indiferencia y que desean avanzar para que las niñas y los niños vivan en territorios de paz.

Disco

Este disco es una recopilación de la infinita creatividad y el saber musical de artistas del norte del Cauca y además, es una declaración de principios frente a los procesos de construcción de paz. Es la resistencia hecha canción. Es una respuesta contundente de cientos de personas, desde las artes, a los retos que históricamente han impuesto los problemas sociales y la violencia en este territorio.

yo-no-me-voy-99
Reproducir vídeo
yo-no-me-voy-francisco-sandoval

El proyecto en imágenes

yo-no-me-voy-58

Yo No Me Voy

En septiembre de 2017 después de escuchar y conocer el inmenso valor que ha tenido el arte en los procesos de sanación, de perdón y de resistencia en esta hermosa región de nuestro país, comenzamos a soñar con la posibilidad de trasladar e instalar un estudio de grabación en los caminos, corregimientos y veredas de Buenos Aires en el Cauca.

¿Qué sería de nuestros sueños si no nos atreviéramos a recorrer los caminos para cumplirlos? El proyecto se hizo posible gracias a la terquedad e insistencia de un grupo entusiasmado con la paz y con la cultura, liderados por la Fundación PLAN que apostó por este ejercicio ambicioso y arriesgado.

Nos propusimos recorrer los corregimientos y veredas tocando con la gente, componiendo,
aprendiendo e instalando micrófonos que pudieran recoger mucha de la música, las coplas, las reflexiones y la cotidianidad de la gente de la región que ha sido, es y será un ejemplo para Colombia.

Recuperar y recopilar en un formato audiovisual todas esas historias y sentimientos que se volvieron arte y canción para tener como toda familia, un álbum de memorias que conserve lo mas fino de nuestras emociones y de las expresiones del alma frente a la realidad que nos ha tocado vivir.

Pero… Una memoria Sonora… ¿Para qué? ¿Para qué guardar los sonidos de un amanecer, o las coplas, o los cantos de esta generación?

Yo creo firmemente que este documento preservará no sólo unas canciones o unos poemas. Allí se guardará el espíritu de una comunidad, sus recuerdos, su visión de vida, su legado, su lección para la humanidad. En este pequeño homenaje sonoro, quedan consignados los vínculos de amor y respeto entre la gente y de esta con su territorio, aquí se guardan los sentimientos de cientos de corazones fortalecidos por la historia.

Sueño con una Memoria Sonora que no se quede como una pieza de museo solo para hablar del pasado sino para reconocernos en el futuro y también para lanzarnos desde allí a nuevas y más grandes aventuras. Que sea ésta la disculpa y el primer paso para seguir creando, componiendo, cantando, recitando y grabando melodías, videos, discos y reflexiones siempre hermosas, siempre valiosas para sanarnos y crecer.

Si escuchamos con atención este material, aquí se escuchan las voces de la Resistencia, una filosofía de vida que todo el país debe conocer. Aparecerán en nuestros oídos los sonidos de la tierra, del rio y de las aves. Las horas, los caminos recorridos día a día. Las sonrisas de las niñas y los niños, se escucha el futuro, la potencia de quienes no se rendirán jamás ante la adversidad y en cada frase, en cada canción la evidencia de que hay y habrá vida y esperanza palpitando en los corazones, en las manos, en la música y en las almas de todo este maravilloso territorio.

¡Gracias Buenos Aires y Suárez!

César López

En alianza con